Construir un modelo de minería basado en la dignidad humana, el desarrollo económico y la responsabilidad en el cuidado y el uso de los recursos naturales.

“De la minería como daño a la minería como oportunidad”

Este fue el nombre que se le dio al foro internacional de la minería, un espacio de encuentro que buscó promover el diálogo entre los distintos sectores de la sociedad en torno a esta actividad en América Latina. 

El evento se llevó a cabo los pasados 10 y 11 de septiembre en Bogotá, Colombia bajo el marco del cuarto encuentro del Grupo de Diálogo Latinoamericano. Asistieron representantes de empresas como: Codelco, Cerrejón, Anglo Gold Ashanti, Río Tinto entre otras, también hubo participación del gobierno Nacional entre las cuales estuvo la Agencia Nacional de Minería, la Unidad de Planeación Minero Energética y el Viceministro de Minas Cesar Díaz y por último, hubo diferentes organizaciones de la Sociedad Civil de países como Ecuador, Chile, Perú, Venezuela, Brasil, Canadá y Argentina con algunos representantes de comunidades e indígenas.

En el foro se dialogaron temas sobre las narrativas mineras, se plantearon modelos mineros desde diferentes enfoques (económicos, ambientales, sociales y políticos), se trató la importancia del diálogo en el sector y se reflejaron los desafíos que tiene el sector para que la minería responsable se convierta en un motor de desarrollo en el continente.

Adicionalmente se realizó un trabajo en equipo donde diferentes actores de la sociedad fueron orientados a discutir sobre políticas públicas, ordenamiento y gestión territorial, participación ciudadana e indígena, generación de riqueza y dignidad humana.

Finalmente, se le dio una oportunidad a la minería para que diferentes actores opinen acerca del cómo operar en ella y se refleje una forma de como beneficiarla, llegando a acuerdos sobre toma de decisiones rescatando que en la actividad se use como parámetro los servicios ecosistémicos para sopesar los costos y beneficios, se ve al diálogo como un camino que permite la generación de cambio y transformación, y se deja claro que la participación debe ser justa, equitativa y más amplia,  privilegiando la simetría de la información, una legítima representatividad y pertinencia al momento de transmitir los mensajes a los tomadores de decisiones. 

 

 

Acceder

Por favor ingrese su usuario y contraseña para acceder a los documentos internos de la mesa